Buscar en este blog

viernes, 11 de agosto de 2017

Escudo de monseñor Antonio Plaza

Hoy se cumplen 30 años de la muerte de monseñor Antonio José Plaza, una figura destacada del episcopado argentino... y sin duda una de las más polémicas.

Era oriundo de Mar del Plata, donde había nacido en 1909; en La Plata recibió la ordenación sacerdotal en 1934.

En 1950 fue designado Obispo Titular de Doberus y Auxiliar de Azul; recibió la ordenación episcopal el 25 de julio de ese año. Tras la muerte -en mayo de 1953- de monseñor Cáneva, que era el Obispo de esa sede,  Plaza fue nombrado para reemplazarlo,  y tomó posesión de la sede en octubre.


Su paso por Azul sería breve. En mayo de 1954 falleció el Arzobispo de La Plata, monseñor Tomás Solari; la sede quedó vacante un largo tiempo a causa de los enfrentamientos entre el gobierno argentino de entonces y la Iglesia. Pero tras  la Revolución de 1955, normalizadas las relaciones, se procedió a cubrir esa vacante, y Antonio Plaza fue el elegido: en diciembre de ese año tomaba posesión de la sede arzobispal platense. 


Monseñor Plaza ocupó el cargo de Arzobispo de La Plata por treinta años: dejó sus funciones en diciembre de 1985, tras cumplir la edad canónica. Falleció el 11 de agosto de 1987.


Hemos visto distintas versiones de su sencillo escudo episcopal, tomadas de la Red. A continuación, una foto tomada por mí en la Catedral de La Plata, en que se ve el escudo arzobispal en una placa:


Lamentablemente, no disponemos de información oficial que nos permita ofrecer una explicación completa y fidedigna del significado del blasón.

En campo de plata, una cruz de azur que recuerda vagamente la que ostenta el escudo de los Carmelitas Descalzos.

En el ángulo siniestro del jefe, una estrella de azur, y en punta, lo que parecen tres roeles de gules, completan el escudo de monseñor Plaza.

Pero la versión que ofrece el libro "Obispos de la Argentina", que además carece de galero arzobispal, nos hace dudar acerca de los esmaltes del escudo, ya que la cruz parece de sable y la estrella de azur-celeste, mientras que lo que creíamos eran roeles aparecen aquí claramente como tres flores que se exhiben en una onda de azur-celeste...



Todas las versiones que vimos llevan la cruz arzobispal de doble travesaño; en casi todas aparece también el galero arzobispal de diez borlas verdes por lado.



El lema episcopal, finalmente, es "In laudem gloriae gratiae suae", es decir, "Para alabanza de la gloria de su gracia", frase tomada de la Carta a los Efesios (1, 6):  "Él [Dios Padre] nos predestinó a ser sus hijos adoptivos por medio de Jesucristo,  conforme al beneplácito de su voluntad, para alabanza de la gloria de su graciaque nos dio en su Hijo muy querido".

No hay comentarios:

Publicar un comentario